Publique en esta revista
Información de la revista

Uno de cada tres pacientes con COVID persistente presenta disminución del sentido del olfato

Compartir

Eurekalert · 23 septiembre 2022 08:30

Una nueva investigación revela el alcance de la pérdida sensorial entre las personas con COVID persistente, ya que alrededor del 30% declara una disminución del sentido del olfato, y un número similar encuentra que su sentido del gusto sigue afectado 12 semanas o más después de la infección inicial. La investigación se ha publicado en Frontiers in Medicine.

Investigadores de la Universidad Anglia Ruskin (Reino Unido) analizaron los datos de 14 estudios distintos en los que se exploraba la prevalencia de la anosmia persistente (pérdida total del olfato), la hiposmia (disminución del sentido del olfato), la ageusia (pérdida del sentido del gusto) y la hipogeusia (disminución del sentido del gusto), así como los síntomas relacionados con la visión y la audición.

Entre las 4.702 personas con COVID persistente incluidas en el estudio, el 31,2% declaró sufrir una disminución del sentido del gusto y el 29,9% una disminución del sentido del olfato al menos 12 semanas después de haberse infectado por primera vez. Además, el 12,2% informó de la pérdida total del olfato y el 11,7% de la pérdida total del gusto.

Varias personas informaron de otros síntomas que afectaban a los ojos o los oídos, como acúfenos, visión borrosa u ojos secos.

La COVID persistente afecta a entre el 13 y el 15% de las personas que dan positivo en COVID-19, y se define como los síntomas que duran más de 12 semanas después de la infección. En el momento de la última estimación de la Oficina de Estadísticas Nacionales, se creía que alrededor de 2 millones de personas en el Reino Unido tenían COVID persistente.

La autora principal, Shahina Pardhan, explica que "los cambios persistentes en el gusto y el olfato se han manifestado como síntomas de COVID persistente. Generalmente se asocian a una disminución de la calidad de vida, por lo que es vital que comprendamos estos cambios en el olfato y el gusto de los pacientes para ayudar a los profesionales médicos a aconsejar o gestionar adecuadamente a los pacientes". 

"Nuestros resultados también muestran una elevada prevalencia de síntomas persistentes de visión borrosa y relacionados con la audición después de tres meses. Es necesario investigar en el futuro para entender por qué ocurre esto y para que los profesionales sanitarios puedan proporcionar el tipo de atención adecuada a las personas que sufren diversas pérdidas sensoriales debido a la COVID-19".

''Conocer la prevalencia de los cambios en los síntomas sensoriales después de la COVID-19 –añade el autor principal, Mike Trott- es esencial para ayudar a nuestra comprensión de la fisiopatología de la enfermedad, especialmente porque nuestra comprensión de la COVID persistente está en pañales".

Referencia: Front Med (Lausanne). 2022;9:980253. Published 2022 Aug 25. doi:10.3389/fmed.2022.980253

Noticias relaccionadas

Investigadores italianos han examinado la tasa de recuperación y la prevalencia de estos síntomas en un grupo de pacientes que contrajeron COVID-19 leve en 2020.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?