Información de la revista

La sobreexpresión de la proteína BMP7 en el tejido adiposo mejora la función de la grasa blanca

Compartir

CIBERDEM · 04 mayo 2021 08:55


  • Grupo de investigación del CIBERDEM en la Universidad Autónoma de Barcelona.

La sobreexpresión de la proteína BMP7 en el tejido adiposo subcutáneo y visceral modula la plasticidad del tejido adiposo blanco, aumentando la sensibilidad a la insulina, reduciendo la inflamación y la esteatosis hepática en ratones obesos, según un estudio desarrollado por investigadores del CIBERDEM y de la Universidad Autónoma de Barcelona.

En concreto, la investigación pone de relieve el papel clave de esta proteína ósea en la formación de células adiposas de la grasa blanca y su función en el perfil de la "obesidad metabólicamente sana".

Los autores explican en el International Journal of Obesity que, en la obesidad, el agrandamiento hipertrófico de las células del tejido adiposo blanco promueve el desarrollo de resistencia a la insulina, inflamación, depósitos de lípidos en los órganos y diabetes tipo 2. Sin embargo, el aumento en la producción de células de este tejido graso blanco se asocia a la preservación de la sensibilidad a la insulina.

Por ello, intensificar la hiperplasia del tejido adiposo blanco puede contribuir a limitar los efectos negativos de los adipocitos blancos disfuncionales sobre el metabolismo, evitando el avance de la esteatosis hepática y la resistencia a la insulina.

La compleja red de factores que regulan la adipogénesis blanca no se comprende totalmente y constituye un reto para la investigación. En este trabajo, los investigadores, liderados por Fátima Bosch, se centraron en el papel que desempeña la proteína BMP7, una proteína ósea de la que ya se conoce su función en la adipogénesis del tejido adiposo marrón, en la hiperplasia del tejido adiposo blanco. Para ello, sobreexpresaron BMP7 en el tejido adiposo blanco de ratones adultos obesos.

Los resultados mostraron que la sobreexpresión de BMP7 en el tejido adiposo blanco, tanto subcutáneo como visceral, inducía la adipogénesis blanca, aumentando la masa grasa y la proporción de adipocitos de pequeño tamaño, así como la expresión de genes adipogénicos, unos cambios que se asociaron a una reducción de la esteatosis hepática, de la inflamación, y una mejor sensibilidad a la insulina.

"Estos resultados sugieren que BMP7 fue capaz de cambiar el fenotipo de obesidad malsana de los ratones hacia un fenotipo metabólico mejorado", explica Fátima Bosch. En este sentido, estos resultados podrían relacionarse con el perfil de "obesidad metabólicamente sana" que se ha confirmado en humanos, con individuos que presentan menores depósitos de grasa hepática y aumento de la sensibilidad a la insulina, a pesar de un índice de masa corporal (IMC) elevado.

En conjunto, el estudio desentraña por primera vez un nuevo papel de BMP7 en la adipogénesis blanca y destaca que BMP7, cuando se expresa localmente en el tejido adiposo blanco puede ser un buen candidato para modular la plasticidad del tejido adiposo para reducir la obesidad asociada al hígado graso y a la resistencia a la insulina.

Referencia: Int J Obes (Lond). 2021 Feb;45(2):449-460. doi: 10.1038/s41366-020-00700-6

Noticias relaccionadas

Un estudio del Idibaps y el Ciberdem revela cambios en el patrón de los microRNAs que provocan intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina.

Un estudio pone de manifiesto que la grasa blanca también se puede convertir en una forma parecida a la grasa parda, aunque para que esto suceda se requieree una fuerte y prolongada liberación de adrenalina.
Se trata de la oleiletanolamida, un componente derivado de los ácidos oleicos que produce de forma natural el intestino delgado.
Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?