Publique en esta revista
Información de la revista

La prostasina puede predecir el riesgo de diabetes y muerte por cáncer

Compartir

Eurekalert · 05 agosto 2022 08:00

Una nueva investigación sugiere que las personas con niveles elevados de la proteína prostasina, que se encuentra principalmente en las células epiteliales que recubren las superficies y los órganos del cuerpo pueden tener un mayor riesgo de desarrollar diabetes, según publican sus autores en Diabetologia.

Además, los resultados también indican que las personas con niveles elevados tanto de glucosa en sangre como de prostasina parecen tener un riesgo significativamente mayor de morir de cáncer.

Los resultados se mantuvieron incluso después de ajustar una amplia gama de factores influyentes, como la edad, el sexo, el perímetro de la cintura, los hábitos de fumar y beber, el colesterol LDL, la presión arterial sistólica y la medicación antihipertensiva.

El estudio es el primero que examina la relación entre los niveles de prostasina en sangre y la mortalidad por cáncer en la población general y analiza muestras de sangre de más de 4.000 adultos suecos de mediana edad tomadas hace más de una década en el marco del Estudio de Dieta y Cáncer de Malmö, un amplio estudio prospectivo basado en la población que se lleva a cabo en Malmö (Suecia) desde 1993.

"Se trata del análisis más completo de este tipo realizado hasta la fecha y arroja nueva luz sobre la conexión biológica entre la diabetes y el cáncer -afirma Gunnar Engström, coautor del estudio, de la Universidad de Lund-. La prostasina puede ser solo un indicador de que la enfermedad puede producirse, o podría ser causalmente relevante, lo que es emocionante porque plantea la posibilidad de dirigirse a esta proteína con futuros tratamientos tanto para la diabetes como para el cáncer".

La prostasina es un estimulador de los canales de sodio epiteliales que regulan el equilibrio de sodio, el volumen sanguíneo y la presión arterial. Además, se ha descubierto que la prostasina suprime el crecimiento tumoral inducido por la hiperglucemia (alto nivel de glucosa en sangre) y está asociada al metabolismo de la glucosa. Sin embargo, se sabe poco sobre la relación entre la prostasina, la diabetes y la mortalidad por cáncer.

Para saber más, un equipo de investigadores chinos y suecos llevó a cabo un análisis transversal de la asociación entre los niveles de prostasina en sangre (clasificados por cuartiles) y la diabetes en 4.658 adultos (edad media de 58 años; 40% hombres) inscritos en la Cohorte Cardiovascular del Estudio de Dieta y Cáncer de Malmö entre 1991 y 1994, de los cuales 361 (8%) tenían diabetes.

Tras ajustar los posibles factores de confusión, como la edad, el sexo y el perímetro de la cintura, los hábitos de fumar y beber alcohol, el colesterol LDL, la presión arterial sistólica y la medicación antihipertensiva, se comprobó que los niveles elevados de prostasina se asociaban positivamente con la presencia de diabetes, y que los que se encontraban en el cuartil más alto de prostasina tenían casi el doble de probabilidades de padecer diabetes en comparación con el más bajo.

A continuación, examinaron los datos clínicos de la misma cohorte (excluyendo a 361 participantes con diabetes existente) hasta finales de 2019 para investigar las asociaciones con nuevos casos de diabetes. Durante un seguimiento medio de 22 años, 702 participantes desarrollaron diabetes.

Los análisis longitudinales identificaron una relación lineal entre la prostasina y la diabetes incidente, con participantes con prostasina en el cuartil más alto con un 76% más de probabilidades de desarrollar diabetes que aquellos en el cuartil más bajo.

Resulta interesante que los niveles de prostasina fueran un mejor predictor de la diabetes en los participantes más jóvenes y en los que tenían niveles más bajos de glucosa en sangre y una mejor función renal.

Los autores especulan que los niveles elevados de prostasina pueden ser una respuesta compensatoria a un nivel de azúcar en sangre demasiado alto (hiperglucemia), pero pueden ser insuficientes para detener o revertir el empeoramiento del control de la glucosa. Además, dado que la prostasina puede segregarse en la orina, una función renal normal puede contribuir a mantener unos niveles sanguíneos óptimos de prostasina.

En otros análisis que examinaron si la prostasina tenía un efecto sobre la mortalidad (por cualquier causa, mortalidad por cáncer y mortalidad cardiovascular), los investigadores descubrieron que la prostasina estaba significativamente asociada tanto a la mortalidad por cáncer como a la mortalidad por cualquier causa. Durante un seguimiento medio de 24 años, 651 participantes murieron de cáncer.

Los participantes con niveles de prostasina en sangre en el cuartil más alto tenían un 43% más de probabilidades de morir de cáncer que los del cuartil más bajo. Por cada duplicación de la concentración de prostasina, el riesgo de mortalidad por cáncer aumentó un 139 y un 24%, respectivamente, entre los participantes con y sin niveles elevados de glucosa en sangre (glucosa alterada en ayunas). No se encontró ninguna relación con la mortalidad cardiovascular.

"La prostasina es un nuevo marcador de riesgo potencial para el desarrollo de la diabetes y la mortalidad por cáncer, especialmente en individuos con niveles elevados de glucosa en sangre -afirma el primer autor, el Dr. Xue Bao, del Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nanjing (China)-. Es fácilmente accesible, lo que aumenta su potencial para servir de marcador de alerta en el futuro".

Dado que la prostasina interviene en la regulación de varias vías biológicas asociadas a la diabetes que también intervienen en la aparición y promoción de algunos cánceres, podría mediar en el proceso que va de la hiperglucemia al cáncer o, al menos, actuar como marcador de la susceptibilidad al cáncer en los participantes con hiperglucemia.

"Para analizar esto con más detalle, será útil que futuros estudios rastreen los orígenes exactos de la prostasina en la sangre, y determinen si la asociación entre la prostasina y la diabetes es causal", señalan los investigadores.

Referencia: Diabetologia. 2022;10.1007/s00125-022-05771-w. doi:10.1007/s00125-022-05771-w

Noticias relaccionadas

La enzima ATGL resulta esencial en la síntesis de los lípidos FAHFA, que se producen en los tejidos humanos y tienen efectos beneficiosos sobre la sensibilidad a la insulina, el control de la glucemia y otros parámetros relacionados con el metabolismo en humanos y ratones.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?