Información de la revista

La infección por VIH no empeora el pronóstico de enfermos de hepatitis C después de un trasplante de hígado

Compartir

JANO.es · 03 marzo 2015 10:45

Un estudio revela que la coinfección no tiene ningún impacto en la supervivencia después del trasplante ni en la recidiva del hepatocarcinoma.

Investigadores españoles han descubierto que la infección por VIH en pacientes con hepatitis C que presentan un cáncer de hígado no empeora su pronóstico cuando se someten a un trasplante hepático, según los resultados de un trabajo presentado en el Congreso sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) que se ha celebrado en Seattle, Estados Unidos.

El trabajo ha sido liderado por el Grupo Español de estudios del Sida (Gesida) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y de la Fundación para la Investigación y Prevención del Sida en España (FIPSE).

En él se comparó la evolución a 5 años de 74 pacientes con VIH y 222 sin VIH, y revela que la infección por VIH no tiene ningún impacto ni en la supervivencia después del trasplante de hígado ni en la recidiva del hepatocarcinoma, unos resultados que avalan la indicación del trasplante de hígado en pacientes coinfectados por VIH y hepatitis C con hepatocarcinoma.

Se trata de una conclusión de gran relevancia, según los autores, ya que los estudios sobre supervivencia de los pacientes con VIH después de un trasplante de hígado han sido hasta ahora limitados y controvertidos.

Además, el trabajo realizado entre 2002 y 2014 también arroja resultados "bastantes esclarecedores" sobre la cuestión, ya que después de una media de seguimiento de 46 meses, el estudio muestra que la recurrencia del cáncer hepático al primer, tercer y quinto año en los pacientes VIH positivos fue del 7, 17 y 20%, frente al 5, 11 y 19% de los VIH negativos. En toda la serie, la invasión microvascular fue el único factor de riesgo independiente asociado a la recidiva del hepatocarcinoma.

Con respecto a la supervivencia a 1, 3 y 5 años fue en los pacientes infectados por VIH del 87, 78 y 69%, mientras que en los pacientes no infectados fue del 89, 78 y 73% respectivamente, siendo la coinfección por VHC y los nódulos satélites las variables independientes asociadas a la mortalidad.

Noticias relaccionadas

Un estudio arroja luz sobre el mecanismo que propicia la proliferación de células tumorales, gracias al seguimiento del 'citronellal', un terpeno gracias al cual se ha probado que el receptor olfatorio 'OR1A2' es crucial en el proceso.
Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas describen cómo suplementos en la dieta de nicotinamida ribósido, previenen en ratones el desarrollo de tumores hepáticos e inducen su regresión.
Los ensayos en ratones prueban que la administración de maraviroc, empleado contra el VIH, previene el desarrollo de lesiones hepáticas mediante el bloqueo de una proteína.
Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.