Información de la revista

Investigadores del Clínic-IDIBAPS actualizan los conocimientos en la patogénesis de la EPOC

Compartir

JANO.ES · 08 noviembre 2019 00:00

En un artículo de revisión, destacan como características de la enfermedad una estructura pulmonar anormal, una función pulmonar limitada o una combinación de ambos factores.

Un artículo de revisión publicado en New England Journal of Medicine (NEJM) actualiza los conocimientos existentes en los mecanismos de aparición y progresión de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Los autores del artículo son Àlvar Agustí, director del Instituto Clínic Respiratorio del Hospital Clínic, jefe del grupo Inflamación y reparación en las enfermedades respiratorias del IDIBAPS y miembro del CIBERES, y James C. Hogg, de la Univesidad de British Columbia (Vancouver). Junto con este artículo, el NEJM ha publicado una segunda revisión en la que se tratan los aspectos clínicos de la enfermedad.

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se caracteriza por una inflamación crónica de los pulmones que provoca una obstrucción progresiva de los bronquios dificultando el paso del aire. Afecta un 10% de la población general, es la cuarta causa de muerte en el mundo y la mayor causa de incapacidad.

Aunque el tabaco es el principal factor de riesgo para desarrollar EPOC, cerca de un tercio de los pacientes afectados en todo el mundo son no fumadores. Otros contaminantes ambientales son factores de riesgo importantes para la aparición de la enfermedad. "Esto no quiere decir que los profesionales sanitarios no tengan que animar a sus pacientes a dejar de fumar, pero significa que los mecanismos de progresión de la enfermedad en los casos moderados y en los más severos, difiere", explica Àlvar Agustí.

Por otra parte, la EPOC no es siempre una enfermedad auto-infligida ya que, tal y como se ha demostrado en estudios en los que han participado investigadores del Clínic-IDIBAPS, un desarrollo anormal de los pulmones o el hecho de tener función pulmonar baja identifican un subgrupo de personas en el que hay un mayor riesgo de aparición de diferentes enfermedades crónicas, como la EPOC.

En la revisión que publica el NEJM se considera que la EPOC es un síndrome clínico caracterizado por síntomas respiratorios crónicos, una estructura pulmonar anormal, una función pulmonar limitada o una combinación de estos factores, acompañados frecuentemente por diferentes comorbilidades. "En pacientes con EPOC es muy frecuente la aparición de otras enfermedades que no están relacionadas con la función pulmonar. Así, la EPOC se puede entender como el componente pulmonar de un síndrome sistémica multimòrbida", señala Àlvar Agustí.

Los autores del artículo proponen que la EPOC deriva de la combinación de diversos factores ambientales y genéticos que modulan el desarrollo, mantenimiento y función de los pulmones, y posiblemente otros órganos, a través de mecanismos complejos entre los que se encuentra la inflamación.

Esto indica que la patogénesis de la EPOC es compleja y heterogénea y que hay varios factores que coexisten e interactúan. Por este motivo es clave encontrar y validar biomarcadores que sirvan para identificar los diferentes tipos de progresión de la enfermedad. "Esto serviría para desarrollar terapias específicas y también tratamientos preventivos para administrar en las fases tempranas de la enfermedad", concluye el Dr. Agustí.

Webs relaccionadas

N Engl J Med. (2019); doi:10.1056/NEJMra1900475

Noticias relaccionadas

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.