Publique en esta revista
Información de la revista

Hasta una de cada tres altas hospitalarias de Medicina Interna corresponde a pacientes con insuficiencia cardiaca descompensada

Compartir

SEMI · 20 octubre 2021 08:00

Más de 250 médicos internistas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) se dieron cita en Marbella en la XXIII Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI, donde analizaron novedades diagnósticas y terapéuticas para el manejo de estas patologías a través de debates y sesiones de actualización, y donde se presentaron también los resultados de diversos estudios de investigación impulsados desde el Grupo de ICyFA de la SEMI y un nuevo registro clínico de pacientes con insuficiencia cardiaca denominado RICA 2, que actualiza el registro RICA 1.

En relación con la prevalencia de la insuficiencia cardiaca (IC) en los pacientes hospitalizados en Medicina Interna, María Dolores Martín Escalante, tesorera de la sociedad científica, indicó que, según se constata en su hospital, “hasta una de cada tres altas hospitalarias de Medicina Interna es de un paciente con insuficiencia cardiaca descompensada, y si hablamos de fibrilación auricular (FA) esta cifra aumenta al 45 por ciento”.

En la mesa del Grupo de Trabajo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular, moderada por Álvaro González Franco, se presentaron los principales datos y estudios que lidera e impulsa el grupo y sus miembros, como el PREFER e IVOFER (sobre hierro e insuficiencia cardiaca), PROFUND-IC (pronóstico del paciente pluripatológico con IC), ALCALOTIC (sobre la importancia de la alcalosis metabólica en la IC), PREVAMIC y REGAMIC, en relación a la amiloidosis y su prevalencia, y se presentó el nuevo registro RICA 2 (que actualiza el RICA 1 ya desarrollado).

En relación con PREVAMIC (estudio con 415 pacientes y con participación de 26 hospitales que reclutaron datos), Óscar Aramburu Bodas, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, expuso que “entre el 15 y el 23 por ciento de los pacientes con IC de Medicina Interna de 65 años o más, hipertrofia ventricular izquierda (>12mm) y cualquier valor de FEVI tienen amiloidosis causada por mutaciones en el gen de la transtiretina (TTR)”.

Sobre el estudio PREFER, José Luis Morales Rull expuso que “los pacientes con IC de fracción de eyección preservada y anemia tienen mayor tasa de eventos (mortalidad/reingreso)” y que “el tratamiento con hierro oral o intravenoso en IC con fracción de eyección preservada se asocia a menor tasa de eventos (sucrosomial vo / carboximaltosa iv)”. En el estudio, el 44,8 por ciento de los pacientes presentaron algún evento (34 por ciento reingresan y 10 por ciento fallecen).

Sobre el estudio PROFUND-IC, Méndez Bailón, internista SEMI y presidente de SOMIMACA, reiteró que proporciona información adicional al valor del Índice Profund en la valoración de los pacientes pluripatológicos con IC, y que es un “registro sencillo, pero que permitirá identificar el riesgo de mortalidad y reingreso en estos pacientes”. De momento, los primeros datos obtenidos en base al análisis de 250 pacientes cuya enfermedad principal es la IC aguda y con un seguimiento de 30 días apuntan a que si el índice de Profund “es mayor a 5 el riesgo de mortalidad precoz y reingreso es elevado”.

En relación con el estudio CLOROTIC (con 230 pacientes), Joan Carles Trullàs, expuso que “se trata de un ensayo clínico que incluye pacientes con IC de más de 80 años y muchas comorbilidades” y que “esperamos poder demostrar pronto que el tratamiento diurético combinado con hidroclorotiazida es efectivo y seguro en estos pacientes”.

Respecto al RICA 2, Trullàs presentó este nuevo registro que actualiza el primero, sus criterios de inclusión (edad, diagnóstico, fase de descompensación o estable, etc.) e indicó que se incluirán “tanto pacientes de novo como crónicos descompensados”. En palabras de este especialista, con la actualización del registro “seguimos una línea continuista, pero lo mejoramos mucho. Hablar de nutrición, congestión o fragilidad son aspectos muy novedosos. En la insuficiencia cardiaca con lo que teníamos hasta el momento no tomábamos en cuenta estas variables. Se trata de la versión 2.0, con el mismo enfoque pero con una ampliación del punto de mira”.

Noticias relaccionadas

De los 16.461 pacientes analizados del Registro SEMI-COVID-19, un total de 1.740 tenían antecedentes de insuficiencia cardiaca o la habían sufrido como complicación durante el ingreso provocado por la infección.

Se trata de la primera guía sobre el tema de la Sociedad Europea de Cardiología que ha incluido a los pacientes como miembros de pleno derecho del grupo de trabajo.

Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?