Publique en esta revista
Información de la revista

El cambio climático favorece la propagación del virus del Nilo Occidental en Europa

Compartir

UAB · 19 octubre 2021 08:40


  • Virus del Nilo Occidental.

El aumento de las temperaturas como consecuencia del cambio climático está favoreciendo la transmisión del virus del Nilo Occidental en algunas zonas de Europa, al crear condiciones más adecuadas para que el virus y sus mosquitos vectores proliferen.

Esta es la conclusión de un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) que analiza las diferentes razones por las que el virus del Nilo Occidental ha surgido recientemente como una importante preocupación sanitaria en Europa debido a su rápida propagación. Los científicos advierten de que el virus se extenderá a lugares más septentrionales de Europa debido al calentamiento del clima.

La infección por el virus del Nilo Occidental es una enfermedad zoonótica transmitida por vectores que normalmente se transmite entre las aves y los mosquitos. Los seres humanos, los caballos y otros mamíferos pueden infectarse, pero no pueden transmitir el virus a los mosquitos u otros organismos. Las infecciones en humanos pueden ser graves y provocar enfermedades neurológicas y la muerte. Hasta hace poco el virus del Nilo Occidental solo se notificaba ocasionalmente en Europa. Se creía que entraba en el continente a través de aves migratorias infectadas con la enfermedad en el África subsahariana. Sin embargo, recientemente ha surgido como un importante problema de salud pública en Europa debido a su rápida propagación.

En este estudio, publicado en One Health, los investigadores se propusieron descubrir las razones por las que la enfermedad se ha vuelto tan prevalente en Europa últimamente. Para ello, procesaron y analizaron una gran cantidad de datos de 166 regiones del sur y el sureste de Europa durante un periodo de 13 años, en los que se recogieron los cambios en el clima, los patrones de uso del suelo, los cambios económicos y el gasto del gobierno central en áreas como el saneamiento y el medio ambiente.

Según el primer autor, Matthew Watts, no hay una explicación sencilla para describir el reciente aumento del virus del Nilo Occidental, sino una combinación de causas.  En general, el tiempo más cálido en los meses de primavera y verano debido al cambio climático está haciendo que las condiciones sean más favorables para el virus y sus mosquitos vectores, acelerando el desarrollo de los mosquitos y ampliando su temporada de cría, lo que puede, a su vez, aumentar su número.

Y lo que es más importante, es probable que los inviernos más cálidos hayan permitido a las hembras infectadas del mosquito doméstico común (Culex pipiens) sobrevivir al invierno en regiones que antes eran demasiado frías, como en el norte de Italia. Por lo tanto, el virus puede ahora sobrevivir con los mosquitos durante todo el invierno y propagarse antes en el año. Los resultados confirmaron que las regiones con una mayor proporción de humedales y tierras de cultivo, incluida la agricultura de regadío que tiende a atraer a las aves y especies de mosquitos susceptibles, eran las más expuestas a contraer la enfermedad.

"El cambio a la agricultura de regadío desde otros tipos de uso de la tierra habría aumentado sin duda el riesgo de contraer la enfermedad -explica Watts-. La sequía también puede estar aumentando la intensidad de los brotes de la enfermedad, ya que la reducción de los recursos hídricos hace que los mosquitos y las aves entren en contacto más estrecho y, por tanto, aumenten los posibles episodios de transmisión y, por ende, la prevalencia del virus, que puede extenderse a las poblaciones humanas". 

Todos estos cambios medioambientales se produjeron durante un periodo de austeridad en muchos países. Los países con el mayor número de casos de virus del Nilo Occidental durante el periodo analizado fueron también los que realizaron los mayores recortes en el gasto gubernamental en infraestructuras y prevención de riesgos, por ejemplo, en protección medioambiental y aguas residuales, lo que podría haber beneficiado a las especies vectoriales y al virus durante este periodo crucial.

Referencia: One Health. 2021;13:100315. Published 2021 Aug 24. doi:10.1016/j.onehlt.2021.100315

Noticias relaccionadas

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica destaca su impacto en el ámbito de las enfermedades respiratorias y asegura que luchará con el "mismo ahínco que contra el tabaquismo".

Más de 150 expertos internacionales en salud global abordan en Barcelona la relación entre salud e inmigración.
Es el tercer mosquito del que se conoce su genoma, tras Aedes aegypti y Anopheles gambiae. En la investigación han colaborado científicos españoles
Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?