Información de la revista

Añadir berzosertib al tratamiento estándar del cáncer urotelial metastásico no aumenta la supervivencia

Compartir

JAMA · 16 septiembre 2021 08:30

Un ensayo de fase 2 dirigido por el centro de investigación y tratamiento del cáncer City of Hope (Estados Unidos) sugiere que la adición de berzosertib, fármaco inhibidor de la ataxia telangiectasia y el rad3 (ATR) a la quimioterapia de tratamiento estándar para pacientes con cáncer urotelial metastásico no prolonga la supervivencia libre de progresión.

Los fármacos quimioterapéuticos cisplatino y gemcitabina suelen administrarse a personas con células cancerosas que recubren la uretra, la vejiga, los uréteres y la pelvis renal. Sin embargo, las terapias basadas en cisplatino no curan a estos pacientes y los intentos de combinarlas con nuevas terapias no han conseguido ampliar la supervivencia. Se pensó que añadir berzosertib, que interrumpe la reparación del daño en el ADN e induce la muerte de las células tumorales, podría aumentar la eficacia de las terapias actuales.

"Sabemos que la quimioterapia daña el ADN. Las células cancerosas pueden burlar este proceso reparando el daño en el ADN -comenta el investigador Sumanta Pal-. Muchos expertos pensaron que el berzosertib podría interrumpir ese sistema e impedir que las células cancerosas repararan su ADN dañado".

"Es importante informar de los ensayos con un resultado nulo –añade-. Si no hacemos ensayos de fase 2 de precaución, podemos acabar invirtiendo fondos y la vida de las personas en ensayos clínicos de fase 3 más amplios sin ver ninguna ganancia tangible en la supervivencia de los pacientes".

En el estudio aleatorizado de fase 2, publicado en JAMA Oncology, participaron 87 pacientes de 23 centros oncológicos afiliados al Instituto Nacional del Cáncer. El brazo de control recibió cisplatino con gemcitabina sola, y el brazo experimental recibió el mismo tratamiento más berzosertib. El seguimiento de los pacientes duró hasta 3 años. La mediana de la supervivencia sin progresión en ambos grupos fue de 8 meses, pero se observó una supervivencia global inferior en el grupo experimental.

"Uno de los retos del berzosertib es que, cuando se combina con la quimioterapia, disminuye en gran medida los glóbulos blancos y las plaquetas del paciente", señala Pal.

Los esfuerzos futuros deberían centrarse en opciones de tratamiento basadas en biomarcadores que podrían ayudar a identificar qué pacientes se beneficiarán más de la monoterapia o de combinaciones racionales con menos impacto negativo en la médula ósea.

"La clave es centrarse en otros tratamientos novedosos para el cáncer de vejiga en el ámbito de la medicina de precisión y la inmunoterapia -concluye Pal-. Es importante encontrar terapias que mejoren los resultados de los pacientes más allá de lo que vemos con el cisplatino solo, que es muy modesto".

Referencia: JAMA Oncol. 2021;10.1001/jamaoncol.2021.3441. doi:10.1001/jamaoncol.2021.3441

Noticias relaccionadas

Publicados en 'The New eEngland Journal of Medicine' los resultados del estudio Checkmate 274, que ha evaluado el empleo de nivolumab como terapia adyuvante.

La administración de vinflunina logra incrementar la supervivencia de los paciente y retrasar de modo considerable de las recaídas, despues del tratamiento convencional.
Medicine

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?